jueves, 13 de agosto de 2015

Cómo insertar automáticamente referencias bibliográficas con Word




En anteriores post os he explicado cómo citar. Cuando hay pocas citas casi es más rápido hacerlo uno mismo o usar herramientas como Cite this for me, pero cuando el número de documentos a referenciar es grande, por ejemplo en trabajos universitarios y TFG’s, puede ser útil saber cómo hacerlo con Word. Este método ofrece además la ventaja de que clickando sobre la llamada en el texto vamos automáticamente a su correspondencia en la bibliografía, y esto se conserva si transformamos el documento a formato pdf, más usual en trabajos universitarios.

Para ello, cuando queramos incluir una llamada en el texto porque hayamos citado algo que pondremos después en la bibliografía, deberemos seleccionar la desconocida pestaña Referencias de Word (yo empleo Word 2007, por si encontráis diferencias con otras versiones).
 


 
Una de las casillas del menú que aparece es la dedicada a las citas. Debemos clickar en Insertar cita. Así se despliega un nuevo menú, donde podemos escoger tres opciones.
 


 
Si ya hemos usado esa referencia antes o en otros trabajos, podemos buscarla en la biblioteca, donde se quedan guardadas, y rescatarla de ahí. Si no, debemos introducirla seleccionando Agregar nueva fuente. Aparece una ventana donde debemos rellenar los datos del documento que estamos citando:

 
Debemos seleccionar la clase de documento, pues la redacción de la referencia varía si es un libro, una revista, etc. También debemos seleccionar español como idioma, si lo queremos así. Rellenamos los campos con los datos (al colocar el cursor en ellos aparecen ejemplos que nos ayudan, y podemos rellenar más campos opcionales marcando la casilla Mostrar todos los campos bibliográficos) y finalmente le damos, si queremos, un nombre a esa fuente para identificarla:
 



Al darle a aceptar, automáticamente aparece la llamada en el texto, donde tengamos el cursor. Además, aparece un acceso rápido al clickar en el menú de Insertar cita, por si necesitamos volver a incluir esa fuente.

Hecho esto, debemos personalizar la llamada según el estilo que empleamos con la bibliografía. Por ejemplo, con el estilo ISO 690 numérico, cada cita irá acompañada de un número que remite a la bibliografía. Con el estilo Harvard, en cambio, aparece en el texto el apellido del autor y la fecha de la obra citada:
 

Yo prefiero este último formato, pero añadiendo la página o páginas de las que se extrae la cita. Esto hay que hacerlo cuando la cita es textual, pero yo lo hago siempre, porque hay profesores que si no, no se creen que lo hayas leído. Así me curo en salud. Para ello, seleccionando la llamada, clickamos en la flecha de la derecha, y en Editar cita ponemos las páginas:
 

 







Bueno, ya solo queda, una vez acabado el trabajo, adjuntar el capítulo de bibliografía. Es muy sencillo. Solo hay que clickar en Bibliografía y seleccionar el formato que más nos guste. Todas las fuentes bibliográficas que hayamos ido poniendo en el texto con llamadas, aparecerán ahora desarrolladas como referencias bibliográficas:


 






Referencias con estilo Harvard
Muy fácil, y así nuestro trabajo será mucho más profesional, tendrá mejor apariencia y gracias a la cita no plagiaremos y reconoceremos a los autores su esfuerzo.

Referencias con estilo ISO 690 numérico

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...